TIENDA VIRTUAL
Los Rojas, Una sola voz -2011

El disco “Una Sola Voz” nace como consecuencia directa del los años compartidos  y como una necesidad de expresar canciones que se gestaron a partir de la convivencia artística en la que Alfredo y Lucio se suman a la carrera solista de Jorge.

El amor por las expresiones folclóricas del Chaco Salteño, lugar donde crecieron, llevó a los hermanos a dejar plasmado en un proyecto paralelo, un sonido que forma parte de la identidad musical del trío.

Las canciones: Allí donde fui feliz, No me abraces porque lloro, Una zamba en el cielo, No digas adiós, Mire que lindo mi país, paisano, De esas que te hacen llorar, La Bailarina, Hermano mío, Murallas, Una sola voz, Nuevamente, El lamento de la urpilita, Monte adentro, Marca Borrada.

El nuevo material discográfico tiene previsto salir en el próximo mes de Marzo y está siendo grabado en el Estudio El Algarrobo, Anisacate, Córdoba, con los arreglos musicales de Paito Figueroa y Mono Banegas.

Como adelanto exclusivo dejamos para Uds. “Una zamba en el cielo” de Alfredo y Jorge Rojas, No me abraces porque lloro” de Coco Gómez y Benito Aranda, Mire que lindo mi país paisano de Argentino Luna;  temas que ya forman parte del repertorio  de la temporada 2011 en el espectáculo de Jorge Rojas.

Marca Borrada

Soñando con regresar
Fue larga tal vez la ausencia
Anduve por la querencia
Detrás de lo fraternal
Allá en el algarrobal
que al norte me lleva.

De chango yo supe andar
descalzo por los caminos
el rumbo de un peregrino
cantando tomé al final
nostalgia de aquel lugar
Que llevo conmigo.

Está por amanecer
Se escuchan cantar las aves
Y al trino de los zorzales
El viento da su poder
El monte demuestra ser
Cantor como nadie.

El patio recién regao
Debajo de la enramada
Violines también guitarras
Y bombos van a sonar
La fiesta va a comenzar
En Marca Borrada.

Volví para ver el sol
Que sale de la rivera
Bailar una chacarera
De nuevo junto al fogón
Cantando de corazón
Debajo e´ la brea.

La luna que alumbra más
Y el brillo de las estrellas
No se encuentra donde quiera
El cielo que han de mirar
Yo sé que no hay otro igual
Como el de mi tierra.

Y todo lo que viví
A orillas del Pilcomayo
En mi pecho está clavado
Un tiempo que fuí feliz
Yo sé que no ha de morir
Mi amor por el pago.